Octavio Podestá

LARGOMETRAJE

Octavio Podestá (Montevideo, 1929). En nuestro fuero íntimo sabemos que la chatarra se ha convertido en una escenografía creciente, resignada y aceptada, de nuestra pobreza urbana. Hemos aprendido a convivir con la agresividad de sus aristas inútiles, con sus gigantescas mordeduras de abrelatas, tal como si se tratase de la prueba flagrante de la inoperancia de algunos mortales que no han sabido qué demonios hacer con el retazo de civilización que le ha tocado en suerte. El héroe de un cuento de Philips Dick, meditando sobre los seres mimetizados con el engendro urbano de metales muertos en un futuro no muy distante, le preguntaba a su amigo si alguien se ocuparía algún día de «destorcer» la chatarra para volverla al sentido primigenio de los tiempos en que era útil. «Primero el hombre», respondía el compinche de andanzas. «Primero hay que destorcer al hombre».
Octavio Podestá siempre me ha hecho pensar en eso. Es más, él lo hace, lo ha hecho, coherentemente, siempre, ha pasado más de la mitad de su vida, destorciendo lo insensible. Ha ejercido
salvaciones afectuosas de la infinita ferretería del suburbio, siempre avanzante, destemplada y en estado de defecto. Pero para hacerlo, ha debido aceptar su convivencia piadosa con lo inútil, con la civilización truncada, en la que no es posible encontrar plan alguno, como un cirujano evangélico que usa una lengua de fuego para cauterizar lo que va sobrando inexorablemente de nosotros. Y eso es, sencillamente, heroico.
Los caminantes de la ciudad, aquellos que nos hemos encontrado con Octavio, los que hemos
sentido levantar en el espacio hasta las alturas del arte, sus verdaderas redenciones de fierros,
hemos experimentado una y otra vez el desasosiego que genera lo posible que es la salvación, lo accesible que es la dignidad, lo humano que resulta el trecho tan poco transitado entre el ser y el
hacer, sustancia de nuestra posible resurrección como un Fénix de hojalata de nuestras propias chatarras.
Y cuando esto se comprende, cuando estos gestos se intuyen como válidos, entonces, estamos a un paso de la fe.

Mario Delgado Aparaín


FICHA TÉCNICA

Título: Octavio Podestá. Redención del desperdicio.
Dirección: Juan Pablo Pedemonte
Música original: Electropájaros. Pablo Portela.
País: Uruguay
Año: 2015
Fecha de estreno: 14/12/2015
Duración: 50 min
Género: Documental
web: www.lospjarosocultos.com
Reparto: Octavio Podestá
Productora: Tremendo films.


 HIPERVÍNCULOS

Homenaje UTU a Octavio Podestá.  Web que hace homenaje al escultor. Incluye un cátalogo de su obras.

Wikipedia, la enciclopedia libre  Octavio Podestá (Montevideo, 1929)..

Museo Nacional de Artes Visuales.  Artista – Octavio Podestá…

Documental de Walter Torunier  Octavio Podestá (1998).

Uruguay Natural TV. Canal 10 Entrevista a Ocatvio Podestá por su exhibición en el  Espacio Cultural Fundación Unión

Anexo Octavio Podestá. Archivo PDF sobre la obra del escultor. 

Asunto Literario: Entrevista a Octavio ‘Toto’ Podestá: Un creador en el dominio de los brutos. ..

CORTOMETRAJE